Shop Mobile More Submit  Join Login
About Digital Art / Hobbyist Premium Member Lady Sith/ LucyFemale/Spain Group :icondazaholics: DAZaholics
 
Recent Activity
Deviant for 6 Years
1 Month Premium Membership
Statistics 204 Deviations 3,144 Comments 53,675 Pageviews

Newest Deviations

Favourites

Activity


Cara Y Cruz XX Escarmiento (parte 2) by sithlordsims
Cara Y Cruz XX Escarmiento (parte 2)

Bullet; Red Otro capitulo con la participación de nuestro madurito buenorro y malo: José Borges, el Lobo. Así que, señoritas ya pueden imaginar de la que va el capitulo O____O


Era una madrugada húmeda y calurosa.La ventana de la habitación de Lucía estaba abierta para que corriera aire. El acondicionador de aire se había roto.Lucía dormía profundamente, su cuerpo se sentía cansado  de lo que había sucedido hace unas horas atrás.

Y a las 3 en punto, el móvil empezó a sonar.Así como lo había dicho José. Pero no era una alarma común.

El pequeño aparato telefónico emitía unos sonidos muy diferentes a un despertador normal y corriente.Los ruidos se parecían un poco a los un radio o televisión sin sintonizar, mezclados a otros sonidos confusos difíciles de describir.

Aquel sonido inarticulado entró dentro de la cabeza de Lucía, que no se despertó , sino empezó a moverse en la cama.Poco a poco, la sangre comenzó a correr con más velocidad dentro de su cuerpo.Su respiración se hizo más intensa.

Su cuerpo se movía en la cama como si estuviera haciendo sexo. Pero sus caderas no se movían con brusquedad, sino despacio siguiendo el ritmo de su respiración lenta y profunda.Mas bien parecía que hacia el amor.El hombre de sus sueños parecía estar siendo cariñoso con ella.

-Vik...-balbuceó como si estuviera hipnotizada-sí...te deseo...no te vayas...por favor...¡No!-gritó cuando se despertó del trance. Los ruidos desde el móvil se había cesado.

Pasó la mano en la frente.Estaba sudorosa y asustada. Se tranquilizó al ver estaba en su habitación.Pero no estaba segura de estar sola.

Hace unos instantes, había soñando con Viktorio.Y todo pareció muy real.

"¿Estará aquí él?" se preguntó.

Si fue un sueño o no, una cosa era cierta: sentía su cuerpo arder de deseo.No se recordaba de haber estado tan excitada. Se preguntó si eso era normal. Su mano se deslizó hasta su ingle con tal de satisfacer ese deseo tan primario.Pero se desesperó al darse cuenta que no podía tocarse.

Se levantó rápidamente de la cama, prendió las luces y se quitó el camisón.Se dirigió al espejo grande que tenía en unas de las esquinas de su dormitorio.Suprimió un grito cuando vio que llevaba un cinturón de castidad. 

Pero estando frente al espejo no vio su reflejo, sino de una mujer pelirroja con piel muy blanca: Sith. Ella también llevaba el cinturón de castidad y no parecía nada contenta.De hecho se le notaba en la mirada que estaba furiosa.

-¿Qué significa esto?-preguntó Lucía, apuntando para el cinturón de castidad.

-Lo sé-dijo Sith-El Lobo ha ido demasiado lejos esta vez. Él me preparó un trampa y yo caí. No tuve como evitarla.Todo fue pensado para llegar a ti.

Lucía tragó saliva cuando escuchó a Sith decir que "El Lobo" era el responsable. Sabía que él poderoso un hombre poderoso no solo por su fortuna, probablemente también tenía las autoridades en el bolsillo.Pero no sabía de lo que realmente estaba dispuesto a hacer. Siempre trató de no darle motivos-llevando una vida normal, sin meterse en problemas- para nunca confrontarlo.De hecho es los últimos años parecía haber funcionado. Esperaba que un día él se cansara de Sith y  deshiciera de ella. Pero parecía que cada día su mayor miedo se estaba muy cerca de concretizarse: encontrarse con el misterioso Lobo.

-Pero Sith, sé que tú nunca aceptaría algo así-dijo tomada por el desespero, tratando de convencer a Sith a actuar contra el Lobo dominador.

-Te preservaré de los detalles que me llevaron a esto-dijo furiosa-Pero pude haberme quitado eso en cualquier momento, no lo dudes.No le tengo miedo al Lobo.La razón de no hacerlo es porque el Lobo ha actuado con  mucha astucia y yo pagaré con la misma moneda.Tengo que contraatacar con la misma astucia y de manera inesperada.Acaso no te has preguntado porque te sientes tan excitada?

Antes que Lucía dijera algo, Sith la interrumpió indagando:-¿Un sueño erótico?Quizás algo haya provocado ese sueño...-Lucía la miro confundida-Sí, el Lobo está jugando muy sucio: ha usado en ti una droga digital.

-¿Qué dices?-preguntó Lucía tratando de no parecer muy ingenua, pues no entendía nada sobre drogas y otras cosas ilícitas.

-*Los e-drugs son sonidos de pulsaciones binaurales provocan en el cerebro diversas sensaciones: algunas simulan drogas ilícitas, como el exctasy; otras aumentan la capacitad de memoria, especializan el aprendizaje; o como en tu caso aumentan el deseo sexual.-y Lucía aún parecía incrédula-Es por eso que has soñado con nuestro mecánico buenorro. Y ahora estás calentona-Lucía se ruborizó.-Los sonidos binaurales salieron de aquel móvil que está encima de la mesita.¡Lo usarás para llamar el Lobo para pedirle que nos quite el jodido cinturón este!

-No pienso hacerlo-y maneó la cabeza de manera negativa.

-¡Muy bien!Entonces podemos ir al Convento de la Madre de Dios de la Piedad y convertirnos en monjas-dijo con sarcasmo-Que estoy diciendo...¡seguro que las monjas follan más que tú!

Lucía respiró fondo para calmarse antes de decir:-Podrías pasarte por mí, como siempre lo haces...

-¡No, eso es imposible!-dijo Sith de manera tajante-Él nos conoce como a nadie, se daría cuenta en seguida que soy yo. Solo dirá la contraseña del candado si se lo pides tú.

-¿Cuales son mis opciones?

-No tienes elección. Si me paso por tí o si no lo llamas, la verdad es que no sé lo que él hará...quizás venga está aquí para llevarte a fuerza o...¡la verdad es que no tengo ni puta idea!-expresó Sith realmente frustrada.

-¿Qué querrá él de mí?-se preguntó Lucía manifestando su miedo.

-Lo que quiere el Lobo está muy claro-declaró Sith-La gran cuestión es: ¿Lo que realmente quieres tú Lucía?-le preguntó apuntándole con el dedo indice.

Lucía se quedó sin respuesta.

-Hace unos meses atrás, podría jurar que lo que más quería era destruirme-dijo Sith refiriéndose a la búsqueda de Lucía por la cura de su trastorno-Por eso tuve que sacar a tu terapeuta, Rafael, del camino.

-Gracias por arruinar mi terapia Sith-expresó Lucía, usando el sarcasmo de Sith-Rafael es excelente profesional y un buen hombre. Me da  muy mala espina en solo pensar en lo que tú le hayas hecho.

-No te preocupes por él bonita, aún sigue vivo-y sonrió con escarnio.-Pero, aunque sigues queriendo destruirme, hay algo dentro de tí que se hace más fuerte.Un deseo que crece cada día y tú insistes en ignorarlo.-dijo Sith refiriéndose a los sentimientos de Lucía por Viktorio.

-No sé que lo que hablas-disimuló Lucía-Lo que yo sé, es que no quiero que ese tal Lobo se me acerque.-expresó su aprensión. 

-Muy bien.Te puedo ayudar.Pero tendrás que hacer todo lo que yo te diga, si quieres realmente evitar un encuentro con él.Estás muy excitada por culpa del e-drug.Y él usará eso contra ti. Seguir mis consejos será extremadamente importante. Y te advierto que no que gustará para nada-precisó Sith.

-No me queda muchas opciones...

-Venga Lucía, no podemos perder tiempo, el Lobo no le gusta que le hagan esperar.


Después de recibir las orientaciones de Sith, Lucía cogió el teléfono móvil y sentada en la cama.Su mano trémula marcó el numero.Cuando se dio cuenta que alguien estaba al otro lado de la linea en la escucha, respiró fondo antes de decir:


-Buenas...es Lucía quien habla.Me gustaría que hablar con...con el señor...

José al escucharla por primera vez, sintió toda su piel erizar. Podía sentir su miedo, su inseguridad y todo eso lo excitaba muchísimo. Por fin él la contestó diciendo:

-Buenas noches mi dulce ángel.

Así como Sith había advertido, la voz de él era una de sus más poderosas armas: era grave, seductora y masculina como ninguna otra.Lucía se preguntó si él era tan atractivo como su voz.

-Lucía, quisiera pedirte perdón.-continuó José-Sith es muy insensata, siempre causándote problemas. Me vi obligado a castigarla, aun sabiendo que eso te afectaría. Mi objetivo siempre fue protegerte y nunca fue hacerte daño. Por favor no me odies.-dijo susurrando, para que su potente voz no la asustara.

-No lo odio-respondió con la voz trémula-Tan solo quiero que usted me diga la contraseña para quitarme eso.Ese cinturón me hace daño.-dijo Lucía, usando las palabras elegidas por Sith.

-Lo sé mi ángel. Te liberaré, pero antes tengo que decirte algo-declaró pareciendo estar pesaroso-Voy a ser muy directo y hacerte una propuesta. Sith siempre trató de mantenerme lejos de ti, pero esta es mi oportunidad y quiero te lo pienses muy bien antes de responderme.

¿Que le iba proponer el Lobo? El cuerpo de Lucía empezó a temblar y a sudar aun más.Era una mezcla muy rara de miedo con excitación.

-Soy consciente de que sufres de constantes fallos de memoria-empezó a decir él-Y que buscaste ayuda profesional para recordarte de los años de tu adolescencia.

-¿Que sabe usted de mi pasado?-preguntó asustada.

-Lo sé absolutamente todo.-le contestó-Sé las respuestas a todas sus preguntas. Sith me dijo todas las cosas horribles que se pasaron contigo cuando vivías en Madrid. Lo que ella me contó, nunca dirá a las terapeutas-y se detuvo por un momento esperando que Lucía dijera algo. Sin respuesta, siguió diciendo:-Mi ángel, si te vienes conmigo. Te contaré todo cuando sé y con la ayuda de los mejores terapeutas de Europa, recuperarás todo tu pasado.

-¿Irme con usted?

-En los últimos años traté de no interferir en su vida.Y las veces que interferí, fue por puro celos. Pero Sith lo hace todo más difícil. Si te vienes conmigo, será muy mas fácil protegerte.

-¿Protegerme de qué?

José pensó unos instantes para eligir las palabras antes de seguir:

-Tú eres la única testigo de un crimen brutal.Luego eres la única que puede identificar el culpable. No recordarse de nada ha sido tu mayor protección.

-Usted me está asustando...

-Por eso estarás más segura conmigo.No solo te protegeré, además realizaré todos dos tus deseos.-se insinuó, sin usar palabras provocativas.Sabía que así sería más efectivo.-Sé que una joven de 24 años como tú tiene muchos sueños, y yo los realizaré todos.¿Qué me dices?

Lucía sabía que aquella quizás fuera la única oportunidad que proteger a Viktorio. No sabría explicar como el hermoso mecánico se enamoró de ella. Pero aunque también sintiera algo por él, el Lobo no los dejaría estar juntos.Si aceptara la propuesta, cada cual podría seguir con su vida.Además, ¿sería verdad que ella fue testigo de algún espantoso crimen?

José sabía que estaba a punto de conseguir lo que buscaba.Un poco más y usando las palabras correctas, su ángel aceptaría venirse con él.

-Si te unes a mí, estoy dispuesto a casarme contigo.-le propuso.Casarse sería un detalle sin importancia para él.-Serás dueña de todo lo que poseo. Sé que das clases voluntarias de dibujo para niños. Pero con mi fortuna podrás alcanzar y ayudar mucho más personas. Y no tendrás que preocuparte por Sith, yo la controlaré. Solo tienes que decirme que sí.

"¿Casarme con él?", se preguntó confusa.

Lucía se sentía cada vez más tentada a decirle que sí. Además aceptar la propuesta sería una prueba de amor por Viktorio: dejarlo ir para que así pudiera tener una vida tranquila y formar una familia, algo que ella no le podría dar. Pero la pregunta de Sith volvió a retumbar dentro de su cabeza:"¿Lo que realmente quieres tú Lucía?".Sentía que la excitación la estaba controlando.Revelando sus sentimientos reprimidos. En realidad, no quería abrir mano de lo que sentía por "su Vik".De echo, su cuerpo ardiente de deseo no quería sexo, más bien quería a Viktorio. Así que, dejándose llevar por la emoción-no por la razón-, decidió hacer lo que le dijo Sith.

-Lucía, necesito que me respondas.-tratando de esconder su impaciencia.

Lo único que José pudo escuchar fue los gemidos y los suspiros de ella.Estaba a punto de decirle algo, pero se calló cuando sus gemidos se hicieron más intensos.No podía creer que aún seguía escuchando a Lucía.Estaba seguro: no era Sith, por su tono de voz aún podía sentir su temor y inseguridad.Eso era tan excitante y inesperado a la vez.El comportamiento inusitado de Lucía, lo dejó sin acción.

-Oh mi ángel, quisiera tanto estar contigo en este momento.Poder acariciar su hermoso cuerpo...

-¡No puedo más!-exclamó ella, entre suspiros-Ese cinturón no me deja que yo...dígame la clave del candado, por favor.

José sabía que aquello se le estaba yendo de las manos. Pero no quería reconocer que estaba hechizado por momento. Aunque siempre fue muy egoísta, quería complacerla que alguna manera.

-Te lo diré, pero quiero oírte terminar.-le exigió- El numero es: 2603.

Lucía no se dio cuando que aquel numero se refería a la fecha de su nacimiento: 26 de marzo. Abrió candado y se quitó el cinturón. Introdujo dentro de si sus dos dedos izquierdos. Y con los ojos cerrados empezó a imaginar algo erótico, como Sith la había recomendado.

José siguió escuchando en silencio, tendido y desnudo en su divan. Se miró a su polla que estaba tiesa apuntando hacia arriba. Era tan excitante escucharla que cuando miró hacia su cama pudo verla tumbada gimiendo agobiada, deslizando con una de sus manos por sus hermosos pechos, mientras que con la otra se estimulaba.

No tardó para que Lucía llegara el clímax. Y cuando llegó, el placer que la envolvía, reveló sentimientos ocultos:-Vik...-dijo entre gemidos.

En seguida, Lucía cortó la llamada, y arrojó el teléfono móvil en el espejo.Y estos se destrozaron. Luego, ella se entregó al llanto. Se sentía sucia, usada, amedrentada y confundida.



Después que Lucía cortó la llamada telefónica, José se despertó del trance.Se miró sus abdominales salpicados de su semen. Se había corrido en tan solo escucharla darse placer. No se había tocado. Fue como volver a ser un muchacho.

Rugió frustrado.Sabía había perdido. Sith sabía que Lucía era su debilidad, y lo usó contra él.Pero aun así no podía aceptar la idea que Lucía le había rechazado. Prefirió satisfacerse a sí misma antes que estar con él.Es más se había corrido imaginando a su asqueroso vecino.Por un momento se sintió raro.¿Podría su ángel haber herido su ego de macho varonil?

Pero hombres como José ( si es que hay otros como él), no se lamentan.Son orgullosos y obstinados.No desistirá fácilmente. De hecho necesitaba desahogar su frustración y luego pensar en le siguiente paso..

Con un sabana, limpió su vientre sucio de su esperma.Se levantó y se sirvió una copa de whiskey, lo bebió en un sorbo.Abrió la puerta de su habitación y gritó:

-¡Samantha, en mi habitación ahora!

Samantha sonrió a Sentinela. No podía esconder su alegría.Por fin había el momento de ocupar el lugar que le correspondía. Sith ya había quedado en el pasado. Ahora ella sería la preferida, siempre a la diestra de su insaciable jefe.

Subí lo más deprisa posible las escalaras para llegar en la habitación del señor Borges. Cuando entró lo vio desnudo fumando y bebiendo su whiskey. José observaba la noche por la ventana.

Samantha empezó a quitarse la ropa despacio y de manera muy provocativa.

-¡Rápido!-ordenó José.

Y Samantha le obedeció desnudándose rápidamente.

-¡Vamos, ponte de cuatro en la cama!¡Ahora!

Cumplió gustosamente la orden de su señor.Estando de cuatro en aquella enorme cama, empezó a frotar de manera sensual sus manos en las sabanas de algodón egipcio, mientras José se ponía un condón.

José se subió a la cama y se puso detrás de Samantha. Le tiró de su pelo rubio con violencia, trayendola acerca de sí y le susurró al oído:

-Maldita perra, te prohíbo emitir cualquier sonido.Apenas escucharé tu respiración.¿Me entendiste?-y Samantha asintió con la cabeza de manera positiva-Sabes muy bien que aquí solo hay dos reglas: Yo mando y tú me obedeces. No existen "palabras de seguridad". La total obediencia a mí es lo único que puedo garantir que salgas de esta habitación viva.-y la soltó del pelo y la empurró para volviera a ponerse de cuatro patas.

Samantha empezó a temblar de miedo.Ya era demasiado tarde.Ya no había vuelta atrás.Pero tampoco quería irse, estaba adicta a su señor mucho más que las drogas.Deseaba que él la usara como siempre lo hace.

-Tu coño es flojo, nada parecido con lo que tiene mi ángel-dijo José-Por eso de la voy a meter por el culo.

"¿Ángel?" se preguntó Samantha. No podría ser Sith, José la llama "Diablilla".Pero sus pensamientos fueron interrumpidos, cuando José la penetró con fuerza.Reprimió un grito de dolor.

Agarrándola por las caderas, empezó a embestirla con rapidez y fuerza incontrolada, como un animal.Se cerró los ojos para imaginarse con Lucía.Dentro de su mente podía escuchar los gemidos y la respiración entrecortada de su ángel.

Samantha se agarraba fuertemente al colchón, mientras sentía su señor entrar y salir dentro de ella de manera tan agresiva.Apretaba los labios para que su boca no emitiera ningún sonido.El dolor era tan grande como su señor dentro de si.Las lágrimas escurrían por su rostro. Sintió de él estaba cerca de acabar cuando la agarró por el cuello. Su empuje se hizo aún más rápido y sus rugidos más intensos.Entonces lo escuchó pronunciar un nombre, antes de integrarse al orgasmo:

-Lucía.-dijo él entredientes.

Prontamente abandonó la cama.Miró asqueado a Samantha sobres sus sabanas.Y le ordenó:

-¡Vamos, sal de mi cama!

Samantha estaba exalta y todo su cuerpo dolía muchísimo. No podía sentir sus caderas. Empezó a levantarse despacio.

José impaciente la tiró del brazo y la lanzó al suelo, y le gritó:

-¿¡Además de puta , eres sorda!?¡Recoge tus cosas y largó de aquí!

Con dificultad Samantha recogió su ropa y salió del dormitorio.En seguida empezó a llorar de rabia, no porque su señor la había tratado mal, sino por saber que había perdido su tiempo intentando destruir a Sith, siendo otra su preferida.Tenía que descubrir quien era y acabar con ella.

PD:

* E-DRUGS: sí que existen, no me los he inventado yo. Son polémicos, pues hay gente que dice funcionan y otros que dicen que no.

 Es muy fácil entender a José: solo tenemos que pensar en un hombre medieval. Hoy los hombres se han hechos más sentimentales. Pero en la era medieval los hombres sabían separar el amor del sexo. Es decir se enamoraban de uma mujer ( refiero a las que eran consideradas respetables), sabían que no las tocaría hasta el día de la boda o porque su amor era imposible o no era correspondido (amor). Pero siempre daban rienda suelta a sus deseos con prostitutas o facilonas(sexo). Y nunca se envolvían  sentimentalmente con las rameras, era como satisfacer una necesidad como comer o dormir.
Eran muy fríos, en las guerras violaban a las mujeres del enemigo y luego cuando volvían a casa volvían a ser el buen esposo yendo a la misa con la familia.
Y así piensa y actúa José. Por eso no sufre de los complexos masculinos del sec XXI:  que no quieren casarse y tampoco tener hijos. No significa que quiera tener una familia, pero para él casarse con Lucía sería uma manera legal de poseerla. Y si esposa quiere tener hijos permitirá que los tenga. Se cree todopoderoso.
Trató a Samantha como basura, porque es así que él la ve. Mientras ella no se respete a si misma, él nunca la respetará.
Bueno tampoco podemos decir que haya tratado Lucía/Sith con respecto, pero pudimos notar la diferencia.Además su obsesión le ciega un poco.
Y pobre Luci entre la espada y la pared U_U

Ese fue otro capitulo complicadito. En los comentarios pueden me preguntar cualquier cosa relacionada o que na hayan comprendido.

Me gustaría agradecer a mi amiga Lilith-Winchester   ( me olvidé como  poner icono u_u) que me ha ayudado a vencer con mi bloqueo y escribir es capitulo, que para mí es uno de los más sombríos.


En próximo capitulo que la cosa se vuelve más romántica.:heart:

Espero que les haya gustado.  ;)


Loading...
Photo by sithlordsims
Photo
Por lo general, no me gusta poner mis personajes mirando hacia la camera.Pero en este trabajo la camera está en una posición especial, como si yo le hubiera hecho una foto a Viktorio. Estando yo de pie y él sentado en la cama.Por eso me pareció mejor ponerle mirando a la camera.

Espero os guste ;)

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Usually I do not like putting my characters facing the camera. But in this work the camera is in a special position, as if I had done a photo to Viktorio. While I was standing and he sat on the bed. So it seemed best to put facing the camera.

I hope you like it;)
Loading...
Dark Waters by sithlordsims
Dark Waters
Spain flag 
Todos están probando la nueva versión beta de DAZ Studio. Pero es los últimos días he tratado de aprender a usarlo ( es como empezar del zero u_u). Sigo con problemas, unos de los motivos son: Mi inexperiencia con Engine Render de este tipo (Luxrender o Octane); Mi GPU que está con sus días contados (Nvidia GTX 580) y claro esto es una versión beta todavía.
Para mi es casi imposible renderizar una imagen más grande ( esta está con 1000x800, con 3Delight 2500x2000)
Después de muchos testes esta imagen de Adrían fue lo mejor que conseguí hasta el momento.Y como Adri está buenísimo, eso garante una buena una imagen xD 
Estoy trabajando para que la imagen de mi próximo capitulo use el IRay.
Espero que os guste.

PS:
Me gustaría de haber hecho Adri todo mojado, pero...dejémoslo para la próxima ;)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
United States America flag 
All are testing the new beta version of DAZ Studio. But it is the last day I tried to learn to use it (it's like starting from zero u_u). I still have problems, some of the reasons are: My inexperience with such Render Engine (LuxRender or Octane); My GPU is with its days numbered (Nvidia GTX 580) and of course this is a beta version yet.
For me it is almost impossible to render a larger image (this is with 1000x800, 2500x2000 with 3Delight)
After many tests this picture of Adrian was the best thing I got so far. And as Adri is great, that guarantees a good picture xD
I am working for the image of my next chapter use the IRay.
I hope you like it.

PS:
I would have done Adri all wet, but ... let's leave it to the next;)
Loading...
Cara Y Cara XIX  Escarmiento (parte 1) by sithlordsims
Cara Y Cara XIX Escarmiento (parte 1)
Bullet; Red ¡ATENCIÓN!Bullet; Red El siguiente capitulo está protagonizado por José Borges y Lady Sith. Este relato posee un alto contenido sexual, machista, palabras vulgares y asesinato, y pueden ofender algunas personas.(Aunque me esforcé por no exagerar en el uso del lenguaje vulgar) Este capitulo no está recomendado para menores de 18, monjas, feministas extremistas y otros quisquillosos.Y a los demás quiero decirles: Espero que disfrutéis! ;)
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

-¡Nos va a matar!-exclamó dejando que el miedo se apoderara de si-¡Seguro que nos va matar!Lo sé...
-¡Eh!tranquilo tío, no nos va a pasar nada-dijo Lucio.Y miró a Sith, para que ella le ayudara a acalmar a su compañero.
-Sí que se va enfadar-razonó ella-pero dejadme a mí,se cómo llevarme con José. Lo resolveré sin mayores perdidas.
-Haremos todo que lo que tú nos diga-respondió el Ratas,sumiso.
-De acuerdo-dijo Lucio no muy seguro.Pero tampoco quería confrontar el lado oscuro de su hermana.-Pero ¿cómo la policía ha descubierto el container?
-Porque este es su trabajo.Esas cosas pasan-dijo sin estar muy preocupada.-Aunque conmigo eso nunca pasó. Dejémonos de lamentar, ahora nos toca enfrentar al jefe Borges.

Llegaron al almacén abandonado. Probablemente José los esperaba allí con sus lacayos .
Caminaron hasta el centro, donde Centinela y Samantha estaban parados, rodeados de otros mercenarios.
Sith y Samantha se miraban fijamente, como dos leonas apunto que atacarse.Lucio se encaró con Centinela.Sabía que él era los "ojos" de José y que estaba constantemente espinando a su hermana Lucía.Y el Ratas estaba muriéndose te miedo, al verse rodeado de asesinos de la peor especie, cabizbajo dijo:
-Todo eso me da muy mala espina.

-Esto aquí se parece a un zoo-dijo Sith con desprecio-y solo faltabas tú Ratas.Aquí tenemos la zorra-dijo refiriéndose a Samantha-el águila chivato-refiriéndose a Centinela-además, hay burros, camellos, cochinos, gorilas y otros animales exóticos-refiriéndose a los demás-pero,¿dónde está el Lobo, mi animal preferido?
-Hoy es un gran día para mí-dijo Samantha con una sonrisa triunfante-presenciaré  tu final.
-Y yo que tú me habría cepillado los dientes.Tu aliento...huelle a polla-y todos empezaron a reírse.

Enojada, Samantha no consiguió pensar en un buena replica.Al ver que casi todos se reían de ella, dijo:
-Sith ha fracasado en su misión, causando problemas a los intereses del jefe.Y aún así, parece que seguís de su parte.
Unos de los mercenarios le contestó:
-Oye Samy, todos aquí preferimos enfrentarnos al mismo diablo que ganarse la enemistad de Lady Sith.

Al oír que José se acercaba todos se callaron.Parecía muy furioso, más que de costumbre.

Borges los mira con una mirada fulminante. Sobretodo a Sith y Lucio. Y ellos a su vez le sostenían la mirada sin demonstrar miedo.Y Ratas estaba apunto de hacerse en cima de tanto miedo.
-Sith me has decepcionado.Me fallaste.-dijo José con una falsa tranquilidad.
-Lo siento señor, hemos seguido el plan.Pero a la policía se adelantó, descubrieron todo.
-Llegasteis tarde al local.¡Deberíais haber llegado a las ocho y no las nueve!-vociferó.
-Entonces, alguien nos pasó la información equivocada.-razonó Sith-Lucío¿de quien recibiste las informaciones?-preguntó.
-Fue Samanth...
-¡¿Qué?!-exclamó Sith interrumpiéndole-Me cago en la...¿a caso no sabes que esa tía me odia?Está dispuesta hacer cualquier cosa con tal de perjudicarme.-y volviendo la mirada a José dijo:
- Samantha nos preparó una trampa y usted lo sabe.
-Samantha,¿tú les distes informaciones equivocadas?-preguntó José.
-No, mi señor.Nunca haría algo así.
-¡Puta mentirosa!-y dos lacayos de José sujetaron a Sith para que no se lanzara sobre su enemiga.
-Ratas, ¿sabes lo que les pasa a los que me defraudan?-preguntó José, aun con falsa tranquilidad.
-Señor...es que...hemos hecho todo lo posible...no, por favor no-empezó a suplicar cuando  vio a  José sacar un pistola.Y  lo silenció con un balazo en la cabeza.Y el cuerpo de Ratas se desplomó en el suelo.

En seguida José apuntó con la pistola a la cabeza de Lucio.El hermano de Lucía era uno de los obstáculos que le impedía acercarse a su "angelito".Y por eso debería se eliminado.
Aunque Lucio no le gustaba, Sith tenía que impedir que José lo matara.Lucio es un hombre problemático, pero era uno de los pocos hombres con valor, dispuesto a enfrentarse a José.Y Sith aún podría usarlo a su favor.

-Usted no puede matarlo.-dijo Sith-Le causará un gran dolor a ella si lo matas-refiriéndose a Lucía. Sith sabía que José nunca haría nada que pudiera perjudicar a Lucía.Pero su odio hacía Lucio y el deseo que poseer a Lucía lo estaban cegando.

Centinela observó con curiosidad a Lucía, dominada por su personalidad escura, esforzándose por calmar a su jefe que estaba a punto de cometer un error.Y entonces él se acercó a José y le susurró:-Mi señor, matarlo delante de ella podría traer consecuencias desastrosas.Cuando la señorita Rodriguez se cure de su trastorno sabrá que usted mató a su hermano...Sé que usted encontrara un otra manera de deshacerse de él.

-Déjelo que se vaya-dijo Sith-Soy yo la culpable.Yo lideré la misión.Y sé que todo eso es por mí.Venga, aquí estoy, lléveme a mí.Eso es lo que busca.
-Mi diablilla siempre tan arrogante-dijo José, sin dejar de mirar y apuntar la pistola a Lucio.-Crees que el universo gira al derredor tuyo...¿cómo te atreves a ofrecerme tu cuerpo, si tú ya eres mía?
-Porque solo yo puedo darle algo que todavía no le pertenece.
Sith escuchó el poderoso gruñido procedía del pecho de José.

Contrariado, José baja la pistola.

-¡Venga Lucio, largo de aquí!-le gritó Sith.
-Pero...
-¡Que te largues de aquí!-le interrumpió Sith-O te mataré yo misma.

Vacilante, Lucio dio unos pasos hacia atrás. Y cuando él les dio la espalda, José le disparó en el muslo izquierdo. Lucio reprimió un gritó de dolor.Sujetando la pierna con las dos manos, siguió arrastrándose hasta la salida del almacén.

-¿¡Porqué le disparaste!?-indagó Sith.
-Eso lo mantendrá inactivo por algunas semanas.-y José entregó la pistola a Centinela.Y Centinela a su vez le entregó una cuerda.

En aquel momento Sith supo que él la ataría con la cuerda, cosa que nunca  había hecho.Por lo menos con ella.Odiaba la idea de ser amarrada.Quizás estuviera un poco insegura, pero lo disimuló con la barbilla en alto y extendiendo las manos para que él pudiera amarrarlas.

Después de atar las manos de Sith con la cuerda, José se le acercó y le susurró al oído:
-Te follaría aquí mismo, delante de todos, para que supieran que eres  mía.
-Y tú eres un machista hijo de puta.Pero no consigo odiarte-dijo seccionándole el lóbulo de la oreja, y se lo mordió ligeramente.

José pensó que sería mejor que Sith y él fueran en coches separados.O no le daría tiempo de llegar a casa.
"No podré resistirme...acabaría por follarla en el puto coche" pensó él.

-Centinela, Sith irá contigo en tu coche-dijo , dando las instrucciones al hombre que era su brazo derecho.

Centinela ascendió con la cabeza.

-Y yo iré con usted señor-se ofreció Samantha, agarrándole el brazo.

Sith puso los ojos en blanco.

-Señora, por favor acompáñeme-dijo Centinela a Sith-Me gustaría recortarle que usted se ha ofrecido de buena gana a mi señor.Conque espero que no cometa ninguna imprudencia hasta que lleguemos a la mansión Borges.-le recordó con formalidad.A Centinela le estaba prohibido cualquier acercamiento con Sith, incluso tutearla.
-Descuida "Centi", me portaré como una buena niña que no soy.

Cuando llegaron, José sacó a Sith del vehículo tirándola por brazo con cierta brutalidad.Se agachó un poco abrazarla por los muslos. Llevándola, echó a Sith sobre su hombro izquierdo.Parecía un bárbaro que acababa de invadir un pueblo romano.Y Sith era su despojo.
-¡Ponme en el suelo maldito bruto!-protestó Sith, dándole golpes en sus espaldas con las manos atadas.-¡Puedo caminar yo sola!
Samantha se divertía con la escena.
José entró con Sith en la sala de estar.Antes de cerrar las puertas miró a Centinela con una mirada que indicaba que no quería ser molestado.
Samantha decidió esperar en el vestíbulo junto a Centinela.Como un buitre, ella esperaría el momento de devorar al cadáver de Sith.

Sith estaba en el centro de aquel salón oscuro, observando a José. Quisiera poder leer su mente y saber que su mente maquiavélica planeaba.Con atención observaba como él se iba quitando la camisa.La desabotonó con rapidez y brusquedad. También se quitó el cinturón y lo tiró al suelo.Se distrajo por un momento, al ver cómo la luz de la noche iluminaba su torso poderoso.
José cogió su tijera de cortar puros.Por un momento, Sith pensó que él usaría su tijera cortar la cuerda.Pero José la usó para hacer un corte en el  vestido negro de ella.Y rasgó con fuerza la tela del corto vestido.  En seguida, no fue difícil para él romper la delicada tela de su ropa intima, dejándola completamente desnuda.Empezó a olerla como un animal que busca indicio de otros machos.Empezó por el cuello y fue bajando hasta su ingle.Lo único que pudo sentir era el perfume de Lucía.Ellas no usan las mismas fragancias.Así que raras fueron las veces que pudo sentir la fragancia de Lucía.Aquel olor dulce, fresco y tranquilizante le estaba volviendo loco.Era muy distinto al aroma sensual y exótico de Sith.
Cuando él se acercó a su pubis, Sith suspiró hundo.Su cuerpo estremeció en solo pensar que él podría...

-Sabes muy bien que te lo chuparía entero-y respiró profundamente para sentir el olor de su intimidad-Pero hoy no es su día de suerte.-Y la pulso de espaldas para él.Y le dio un manotazo en su nalga derecha, mientras mordiscaba su nalga izquierda.

En un acto de desesperación, Sith trató de deshacer la atadura.Era su última oportunidad, antes que el deseo sexual controlara su cuerpo.Atada y excitada: no habría salida.Estaría a su merced.
Sith sintió el calor de su torso musculoso cuando él la abrazó por detrás con avidez.Sus manos grandes sujetaban sus pechos.Sintió roce su barba áspera y gris deslizar por su cuello.Su piel se erizó.Ahogó un gemido.

-¿Aún sigues follando con aquel mecánico?-preguntó susurrándole al oído.
-Eres muy consciente de mi debilidad por los norteños-respondió.
José soltó un gruñido, alejándose de ella.Ascendió su puro y empezó a beber whisky de la botella sin servirse de vaso.
-¿Por qué esa obsesión por Lucía ahora?-indagó Sith-Cuando tuvo un noviete en la universidad parecía no importarte.

José se sentó en su sillón y miró por unos instantes la única mujer que nunca había poseído por completo.

En todo su vida, el Lobo  había devorado muchas mujeres.Siempre tuvo cualquier mujer que se le antojara.Y no tenía escrúpulos, tampoco prejuicios: altas, bajas, gordas, flacas y de variadas etnias.No elegía sus victimas por lo exterior, sino por sus miedos, inseguridades, ambiciones o depravados deseos. Así que en su lista incluían hasta mujeres como: enanas, monjas, discapacitadas y otras mentalmente desequilibradas. Pero Lucía  era un caso especial: para poseerla por completo tendría de acostarse con ella y con su otra personalidad oscura.Por eso siempre trató que separar las dos personalidades, aunque habitarán en mismo cuerpo.
Pero por un momento José observó de una manera distinta la mujer que tenía delante.Y vio a Lucía.Todos estos años tratando acercarse a ella, pero de todos los modos siempre tuvo ahí. Sith era tan solo su caparazón, su protección y también su autodestrucción.¿Cómo desarmarla y alcanzar su esencia dulce y frágil?

-Todavía no me has respondido: ¿porqué esa obsesión por Lucía?-preguntó una vez más tratando de conseguir alguna información.

La verdad es que José tampoco  tenía muy claro la razón de su fuerte deseo por Lucía.Era algo que se apoderaba de él cada día.Quizás el sentimiento de protegerla se había convertido en este deseo incontrolable. Pero hombres como José tampoco premeditan sus acciones, sino que toman a fuerza lo que creen pertenecerles. Así que se levando y dijo:

-Porqué ella es mía.Igual que tú.¡Las dos me pertenecéis!-vociferó dando énfasis en la última frase.-No creas, en muchas ocasiones quise matar a Felipe. Pero sé que él nunca se acostó con mi ángel. Siempre se llevó a la cama la diablilla.¿verdad?¡Respondáme!-gritó-­¡No me mientas!
-Es cierto.En sus años en la uni, Lucía y Felipe nunca fueron íntimos de verdad-dijo tratando de no usar la palabra "follar" para no provocarlo más.-Cuando Felipe intentaba algo, Lucía se ponía muy insegura y yo asumía este ahí.
-¿Entonces Lucía es virgen?-indagó.
-De cierto modo sí.Pero sabes muy bien que este cuerpo que ella y yo compartimos no lo es.

José sabía que ya Lucía no era virgen.De hecho él mismo mismo le había quitado su virginidad.El día en que se curara de su trastorno, ella se recordaría de su primera vez con él.Por esta razón había sido cuidadoso con ella.Pero hasta entonces, estos recuerdos solo le pertenece a Sith. De modo que Lucía no se recordaba de ninguna experiencia sexual.

-Te dije muchas veces que Lucía es mi talón de Aquiles-le recordó Sith-Cuando rompió con Felipe sufrió mucho y  tuve que llevarla en mis hombros.Así que la única manera de protegerla es no permitir que se acerque de manera intima a ningún hombre.
-Espero que esto incluya el mecánico vasco.Porque seré yo su primer hombre, así como fui el tuyo.-dijo el decidido.Ignorando los sentimientos de Lucía por Viktorio.-Si aún lo no he conseguido, es por tu culpa. Tú me distraes. Pero esta noche te voy a castigar, por haberme fallado.
-Esto es injusto.¡Sabes muy bien que aquella puta portuaria siempre me tiene preparado trampas y jugarretas!-dijo furiosa, al recordar que Samantha es la culpable de estar atada.
-¡No me importa!Deberías ser más cautelosa y menos confiada.

José se quitó los pantalones sin ceremonias. Se preparó*** y se sentó en el sillón.Puso la botella de whiskey en la mesita que tenía al lado del sillón.Volvió a mirar a Sith, mientras fumaba su puro.Su polla estaba muy tiesa, apuntando hacia arriba.

-La verdad es que tampoco quiero que te pongas celosa.Eres seductora con Cleopatra, ambiciosa como Lucrecia Borja y astuta como Isabel La Católica.Ven, acércate mi Diablilla-dijo él, haciendo un gesto con la mano-Despacio.Quiero oír el sonido de tus tacones sobre el piso de madera.

Contrariada, enojada y algo excitada, Sith lo obedeció.Trató de imaginar de que manera él la iría castigar.La verdad el hecho de estar de manos atadas ya era un castigo.
Se sentó a horcajadas sobre él.Pasó las manos sobre su cabeza, abrazando su cuello.Luego lo sintió penetrarla.Había disimilado muy bien su excitación, pero seguramente él ya lo había notado, al sentirla tan húmeda.

Él gruño de gusto.

-Ahora escúchame bien-dijo él con la voz baja, casi susurrando-Sé que puedes galopar sobre mí como una amazona salvaje.Pero este es el ritmo que debes mantener: ni más rápido, ni más despacio.-le instruyo, usando la mano izquierda para dictar el ritmo.

Sith le contestó con un mueca de disgusto.

Al principio aquel ritmo pareció placentero, pero luego se volvió algo frustrante. Un ritmo que mantenía el cuerpo sexualmente excitado, pero tampoco la haría llegar al clímax. Sith quiso aumentar el ritmo pero aquella mano seguía pegada a su cadera, asegurándose que ella mantuviera la velocidad estipulada.

-Me estoy aburriendo-protestó ella unos instantes después.
-Necia, te estoy castigando.No tiene que gustarte-dijo entredientes-Calla y sigue masajeandome la polla con tu coño prieto.-y le dio un manotazo en el trasero.

Mientras seguía moviendo su cadera, observó como José disfrutaba.Sentado en su sillón como si fuera el rey del mundo.Y con la mano derecha-que estaba libre-llevaba el puro a la boca o la botella de whisky.A veces se cerraba los ojos, sintiéndose relajado y tranquilo.Podía oírlo respirar profundamente y escuchar sus gruñidos de placer.

Después de unos instantes, Sith ya empezaba a sudar.

-José, tengo sed.-dijo ella.

Él llenó un vaso con whisky y hielo, y llevó a la boca de Sith. Que por su vez bebió un poco del Whisky, pero con la lengua cogió un cubo de hielo.Chupar la piedra de hielo le ayudaría inhibir la sed.
Pero José, al ver que ella le había robado un hielo, invadió con su lengua la boca de ella.Y en un beso salvaje y apasionado los dos empezaron a pelar por el hielo.
Sith ya no luchaba por el hielo, sino por la boca de aquel hombre salvaje y invasivo.Ella sabía que el beso para José era algo muy intimo.De hecho folló a muchas, pero besó a muy pocas.Lloriqueó cuando él consiguió quitarle el hielo.Quisiera seguir besándolo hasta que el hielo se derritiera por completo en sus bocas.
Con la boca, José usó lo que quedaba del hielo para deslizar sobre el cuerpo de Sith.
Los músculos del cuerpo de Sith se tensaban y templaban al sentir aquellos labios fríos y el hielo.Empezó por el cuello y fue bajando despacio hasta su esternón.Y siguió deslizando hasta llegar en su pezón de derecho.Y él lo mordiscaba y chupaba hasta que hielo se derritiera por totalmente.
Sith ahogaba sus gemidos, casi sin aliento.
Con el vaso aún en la mano, José lo pasó por el vientre de Sith. Las gotas de sudor cayeron en el vaso y se mezclaron con el whisky.Entonces él lo bebió y dijo:
-Exquisito.

El cuerpo de Sith ya no podía más, quería gozar.Pero siguiendo aquel ritmo sería imposible llegar al máximo del placer. Sith contrajo los músculos internos de su vagina para dificultar la penetración y quizás así llegar al orgasmo.Pero eso solo aumentó el placer de José, empezó jadear con más intensidad.

-¡Hijo de puta!Déjame que me corra-protestó ella.

José siguió fumando su puro, ignorándola. Disfrutaba verla domada y furiosa.Quería verla suplicar por el placer.
Sith no pensaba en darle el gusto de verla rogar por un orgasmo.De modo que seguío moviéndose arriba y abajo sobre sus caderas.Pero su  cuerpo ya se sentía muy cansado y disgustado.Así que, en un momento dado, su cuerpo se rindió. Sith se detuvo y se dejó caer sobre el cuerpo de él. Estaba agotada.
Al verla rendida, José empezó embestirla rápido y con fuerza.
Sith apenas podía gemir.Su cuerpo, aunque cansado, rápidamente retomó la excitación.Pero cuando estuvo a punto de llegar, él se detuvo.

-José, no te pares-le pidió con la respiración entrecortada.
-Di que eres mía y dejaré que te corras-le ordenó-O te lamentarás si no lo hace.

Sith dudo por unos instantes, pero quería satisfacer su cuerpo que clamaba por el intenso placer que José le podía dar.Y por fin dijo:
-Sabes que soy tuya...sí, soy toda tuya.

Él la abrazó de manera posesiva y volvió a embestirla con intensidad.Sintió el cuerpo de ella pronto se entregaría por completo.Aceleró el ritmo aun más.
-Así me gusta...eso, córrete para mí-le ordenó cuando ella, templando de placer, alcanzó el orgasmo-¿Ves? Eres mía-y con una poderosa última embestida, él la siguió.

Se quedaron en el sillón por unos minutos más, recuperándose de lo intenso que había sido aquel momento.
Luego, José se levando con ella y la dejó acostada en el sofá.
Sith escuchó un abrir y cerrar de cajones.Lo vio acercarse con algo hecho en cuero en las manos.Era un cinturón de castidad.
José puso el cinturón en ella sin problemas, y cerrándolo con un candado de código de cinco dígitos.
Ella ya no tenía fuerzas para luchar, estaba cansada y atada.

Y  él desamarró sus  manos.

-¡Quitame eso José!-gritó golpeándole en el pecho con lo que le quedaba de fuerza-No soy tu esclava.
-Ese será tu castigo.Y solo Lucía podrá sacarte el castigo-dijo mascullando.
-¡Entonces me pudriré con esto.A Lucía no le importará nada su sexualidad!

-No pienso discutir eso contigo-dijo disfrutando al verla tan furiosa, como un animal atrapado, sin salida-Llévate este teléfono móvil.A las tres de la madrugada sonará el alarme y entonces Lucía me tiene que despertar y llamarme.¡Y ni se te ocurra pasarte por ella!O habrá represalias.
-Todo eso fue por Lucía...-pensó Sith en voz alta-Lucía no querrá llamarte.
-Es mejor que tú la convenzas o...
-Habrá represalias.¡Lo sé!-le interrumpió.Ya no podía estar allí ni un minuto más.Estaba muy enojada con José. Tenía ganas de arañarle toda la cara.
"Me la pagará con creces" pensó Sith vengativa.

Su vestido estaba totalmente roto.De modo que vistió la camisa negra de José. La camisa le quedaba tan grande que le llegaba a la mitad de los muslos.También usó el cinturón de él, convirtiendo así la camisa en un vestido corto.
-Espero que esto te haya servido de escarmiento-le dijo José con su tono autoritario.
Sith salió del salón hacía el vestíbulo dando zancadas y echando humos.
Samantha miró a Sith por encima del hombro y con una sonrisa triunfante.Ahora que José estaba peleado con ella, ocuparía el lugar de su rival como la preferida de su pervertido jefe.
Sith ignoró a Samantha. Sabía que ella fue tan solo una marioneta en las manos de José. Pero en el momento debido recebaría su merecido.
José también se dirigió hasta el vestíbulo.
-Quiero que lleves Sith a casa, en seguridad-dijo a Centinela, sin importarle el hecho de estar completamente desnudo.

Centinela asintió.

Samantha se quedó hipnotizada al ver su jefe sin ropa y sudoroso. Olía a whisky, tabaco y sexo. Antes que ella pudiera ofrecerle su cuerpo- como siempre lo hace-,José la interrumpió y dijo:
-Me voy a mi habitación,¡y que nadie me moleste!


---------------------

PD:
***"Se preparó" = Hay algo que la gente que lee cuentos eróticos no les gusta: los condones. Sencillamente les corta el rollo, así opté por usar el verbo prepararse. Así el lector podrá interpretar a su manera e imaginar si él usado condón o no. Además, aquí ya no somos niñas sabemos la importancia de cuidarnos en las relaciones sexuales. ;)

Después de este capitulo José me gusta aún más. No que esté de acuerdo con sus métodos. Es que él es el malo de la historia y no defrauda...bueno a menos a mí no me ha defraudado.Espero que tampoco a vosotras =D
Bueno, este capitulo y el siguiente no sigue los patrones de las novelas eróticas que hay por ahí, donde las escenas eróticas suelen ser románticas. Cuando José y Sith están en acción estoy obligada a retratar el sexo de una manera más cruda, con pocos sentimientos.Me he inspirado en escritores con Ken Follent y Ildefonso Falcones.

Lucía me tiene muy preocupada...José está descontrolado, no sé que va hacer...O_O

Perdonadme los errores gramaticales, es que cuando más reviso este capitulo más errores encuentro u.u' A cada error gramatical mio los restos mortales de Miguel de Cervantes se mueven en su tumba xD jajaja
Loading...
50000 Pageviews Thanks-Consumerism by sithlordsims
50000 Pageviews Thanks-Consumerism
"Alonso, ¿para qué vas a comprar esos calzoncillos? Si tú nunca los usa...¡Eso es consumismo!"

Tan solo quisiera agradecer a todos mis amigos y seguidores por ayudarme alcanzar los 50000 pageviews :la:
¡Os Quiero!:hug:

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

"Alonso, why would you buy these underpants? If you never use them...That's consumerism!"

Just wanted to thank all my friends and supporters for helping me reach 50,000 pageviews :la:
I love you all!:hug:
Loading...

deviantID

sithlordsims
Lady Sith/ Lucy
Artist | Hobbyist | Digital Art
Spain
"El arte existe para que la realidad no nos destruya"-NIETZSCHE

"Si hay un libro que te gustaría leer pero que aún no se ha escrito, entonces debes escribirlo"- TONI MORRISON


free counters
Interests

Premio "El que más bueno está" 2013 / The Hottest of 2013 :la: commenting plz :la: 

30%
30 deviants said Viktorio The mechanic by sithlordsims
24%
24 deviants said Alonso Hard Training by sithlordsims
19%
19 deviants said Lucio El bello durmiente- Sleeping Hunk by sithlordsims
12%
12 deviants said Rafael 1001 Dreams by sithlordsims
10%
10 deviants said José El cazador-The Hunter by sithlordsims
6%
6 deviants said Aitor The Last Quiet Night For Us by sithlordsims

Donate

sithlordsims has started a donation pool!
132 / 500
If you like my work, you can make a donation. Thank you.^^V

You must be logged in to donate.

Groups

:icondazaholics:

Comments


Add a Comment:
 
:iconcatkinsvedka:
CatkinSvedka Featured By Owner Feb 11, 2015  Hobbyist General Artist
Thanks for the llama! :heart:
Reply
:iconsithlordsims:
sithlordsims Featured By Owner Feb 12, 2015  Hobbyist Digital Artist
Thanks for the llama too!;)
Reply
:iconcatkinsvedka:
CatkinSvedka Featured By Owner Feb 12, 2015  Hobbyist General Artist
You're welcome! :heart:
Reply
:icondylazuna:
dylazuna Featured By Owner Jan 9, 2015  Hobbyist Digital Artist
Thanks for the faves and the watch :)
Reply
:iconmo0nx:
Mo0nX Featured By Owner Jan 7, 2015  Hobbyist Digital Artist
More Alonso booty required please Simba eww 
Reply
:iconsithlordsims:
sithlordsims Featured By Owner Jan 7, 2015  Hobbyist Digital Artist
I'll be honest:
in the next few weeks are not provided work with Alonso. :|
You can give suggestions addition to say "I want to Alonso's booty" xD hahahaha
Reply
:iconmo0nx:
Mo0nX Featured By Owner Edited Jan 7, 2015  Hobbyist Digital Artist
but ...but , me rlly wants alonso's booty Sad Cutecookies Mascot 
Reply
:iconsithlordsims:
sithlordsims Featured By Owner Jan 7, 2015  Hobbyist Digital Artist
I know Alonso's your favorite, but when I have an idea I choose the best character to star in that idea, but so far have nothing to Alonso.Worried 
Reply
(1 Reply)
:iconshike0011:
shike0011 Featured By Owner Nov 7, 2014
it's so hot and sexy images. i love your work >/////<
Reply
:iconsithlordsims:
sithlordsims Featured By Owner Nov 8, 2014  Hobbyist Digital Artist
Hahaha Thanks :hug:
Reply
Add a Comment: